Viajes de descubrimiento

Con más de 100 kilómetros de costa, la Costa del Sol siempre se ha asociado con la imagen de una postal con cuerpos bronceados relajándose en unas tumbonas con una jarra de refrescante tinto de verano. La realidad, por supuesto, ofrece posibilidades mucho más amplias.

 

Alejada de las playas y los bulliciosos centros costeros, la verde cordillera que se extiende por la mayor parte de la costa alberga numerosos pueblos, algunos con un toque rústico que recuerda a la Andalucía clásica más conocida y otros con prestaciones y servicios más modernos, que han animado a nuevos y numerosos residentes a optar por una vivienda en el campo en lugar de un ático junto al mar.

 

Desde pueblos más grandes, como Istán, Ojén, Alhaurín, Coín y Ronda, hasta otros más pequeños escondidos en los pliegues de las montañas, el interior de la Costa ofrece excelentes opciones para hacer un viaje de un solo día y organizar una comida distendida con la familia en una venta o bien pasar una noche o fin de semana románticos con la pareja en un hotel boutique de moda.

 

Un poco más lejos se encuentra Tarifa, la “capital del viento europea”, a tan solo una hora de Gibraltar, que supone una espectacular toma de contacto playera con los encantos de la provincia de Cádiz, además de ser el punto más cercano a Tánger para aquellos interesados en una escapada más exótica a Marruecos (o al enclave español de Ceuta). Las restantes seis provincias andaluzas también están bien conectadas con Málaga mediante una moderna red de autovias: Granada y su famosa fortaleza, la Alhambra, y las tan de moda pistas de esquí de Sierra Nevada (a menos de dos horas de la Costa); Sevilla, la encantadora capital de la región; Córdoba, famosa siglos atrás por ser la capital intelectual de Europa; Huelva, que se encuentra al otro lado del río desde Portugal y probablemente sea más conocida por el Parque Natural de Doñana; Jaén, el mayor productor de aceite de oliva del mundo; y Almería, cuyas enormes zonas de desierto interiores fueron el escenario de los famosos “spaghetti westerns” de los años sesenta y setenta.

 

Málaga está ahora conectada con Madrid gracias a la red ferroviaria AVE de alta velocidad (tan solo se tardan dos horas y veinte minutos en llegar a la capital española), por lo que también podrá llegar fácilmente a otras partes de España –incluida Barcelona– para tomarse un respiro de la Costa.

Volver a MOMENTOS DE OCIO
Descubriendo la Costa del Sol
Deporte en la Costa del Sol
Días de mercado en la Costa del Sol
Momentos familiares en la Costa del Sol
Playas en la Costa del Sol
Mercadillos en la Costa del Sol
Golf en the Costa del Sol
De compras en la Costa del Sol
Cultura en la Costa del Sol
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial